Aprendiendo el Lenguaje

Estudios han demostrado que los bebés están “programados” para aprender ciertas habilidades en ciertos periodos de tiempo. A estos períodos de desarrollo se les refiere como a una”ventana de oportunidad”. Se sabe que los primeros años de vida son los más importantes para aprender lenguaje. Las experiencias que tenga con el lenguaje en sus primeros años de vida, impactaran su habilidad de comunicación de por vida.

Durante este período, los sonidos ayudan a estimular las conexiones del crecimiento entre el oído del niño y el área del cerebro que le da sentido al sonido. Niños oyentes son estimulados con sonidos 24 horas del día. Toda esta estimulación resulta en una cadena de nervios entre el oído interno y el centro auditivo del cerebro. Cuando la audición no funciona correctamente, el centro auditivo del cerebro no recibe la estimulación necesaria para crecer y no se desarrolla.

Por eso, una pérdida que no es diagnosticada a tiempo puede causar daños permanentes y afectar la habilidad de oír y entender los sonidos aún cuando la pérdida sea tratada más tarde. Aunque, los niños que tienen pérdida auditiva pueden ser privados del sentido del lenguaje hablado, sus cerebros están preparados para adquirir lenguaje.

Adquiriendo lenguaje y comunicándose efectivamente es un reto que usted y su hijo enfrentan hoy. Esto requiere de tiempo, paciencia y perseverancia. Trabaje fuerte y tendrá éxito.