Cómo Abogar por su Hijo

Por instinto natural los padres suelen abogar por sus hijos.

Usted es el primer maestro de su hijo, y el modelo más importante en su vida. También es responsable por su porvenir y siempre tiene en mente lo que es mejor para él. Usted lo conoce mejor que nadie. Los profesionales solo trabajan con su hijo por unos cuantos años. Con la información correcta usted tendrá la gran responsabilidad de planear el futuro de su hijo. La siguiente información le ayudará a desarrollar su habilidades de abogar por su hijo.

Recopile información
Aprenda las reglas del juego
Planee y Prepárese
Mantenga un registro escrito
Haga preguntas y escuche las respuestas
Identifique los problemas
Proponga soluciones
Planee hacia el futuro

 

DESARROLLE UN PLAN MAESTRO
No espere que el personal escolar haga planes a largo plazo para su hijo, esta es su responsabilidad.

Comience pensando en el futuro de su hijo ¿cuáles son las metas a largo plazo que usted tiene para él? ¿Qué es lo que su hijo necesita para aprender? ¿Qué tipo de servicios y apoyo su hijo necesita para alcanzar estas metas?

 

MANTENGA BUENA DOCUMENTACIÓN ESCRITA

¡Tener una buena documentación es muy importante para poder abogar efectivamente! En su carpeta debe incluir:
Llamadas telefónicas, reuniones, conversaciones y correspondencia entre usted y la escuela. Mantenga copias de todo tipo de cartas, reportes y formas de permisos. Cuando se tiene hijos con necesidades de educación especial, uno se puede sentir abrumado por la cantidad de papeles y documentos. Asegúrese que usted entienda la importancia de cada documento y organizelos adecuadamente.

 

¡ACOSTUMBRESE A ESCRIBIR TODO¡

La documentación que apoya su posición es de vital importancia para resolver disputas cuando sea necesario.
Sus herramientas son sencillas:
Registro de documentación
Use un cuaderno para documentar las entrevistas y conversaciones entre usted y los profesionales. Debe incluir llamadas telefónicas, mensajes, reuniones, cartas por correo, correos electrónicos y notas.

Su documentación será constancia de:
Con quien se entrevistó o habló
Cuándo fue la entrevista
Lo que usted deseaba y que fue lo que le dijeron
Se puede utilizar también para documentar problemas, conversaciones y reuniones.
Puede usar un cuaderno u hojas sueltas en una carpeta. ¡No olvide ser consistente¡
SUGERENCIAS: Si usa un tipo de documentación electrónica, imprima la información frecuentemente.

Calendarios
Pueden proveer buena información y evidencia de citas, reuniones, fechas y horas.
SUGERENCIAS: ¡No se deshaga de los calendarios al final del año¡
Diarios:
Deben ser claros y legibles.