Intervención Temprana

Aproximadamente 1 de cada 1,000 recién nacidos nace sordo; mientras que 6 de cada 1,000 recién nacidos nacen con una pérdida auditiva.

La pérdida auditiva permanente al nacer afecta anualmente a 24,000 bebes en los Estados Unidos de América (USA por sus siglas en Inglés); esto significa que 6 de cada 1,000 tendrá una pérdida auditiva a lo menos en un oído, lo cual puede afectar la comunicación, cognición, y el desarrollo educacional. En marzo de 1993, 15 miembros no federal del Instituto Nacional de Salud, recomendaron que a todos los recién nacidos fueran examinados en el hospital para detectar la pérdida auditiva antes de ser dados de alto. También advirtieron que de un 20% a 30% de la pérdidas auditivas ocurren durante la infancia. Por consiguiente, el panel recomendó una continuación de la evaluación auditiva a intervalos durante la niñez.

 

La Academia Estadounidense de Pediatría también ha recomendado exámenes auditivos a todo recién nacido. La pérdida auditiva ocurre en recién nacidos con más frecuencia (6 en cada 1,000 partos) que cualquier otra condición de salud para la cual ya se requieren exámenes de detección en recién nacidos a través de los Estados Unidos. Actualmente 38 estados más el Distrito de Columbia realizan exámenes auditivos a los recién nacidos en sus hospitales, 4 estados tiene exámenes voluntarios, y 8 estados no tienen una legislación que requiera estos exámenes auditivos.

 

Con la llegada de las evaluaciones auditivas para recién nacidos, se identifica la pérdida auditiva congénita en niños antes de los 3 meses de edad. Esta es una gran diferencia desde mediados hasta fines de la década de 1990 cuando la edad promedio de identificación en los Estados Unidos era de 2 1/2 a 3 años de edad, mucho después de la edad crítica para el desarrollo del habla y lenguaje. Por lo tanto, la importancia del desarrollo infantil es crítico para un niños con pérdida auditiva. Un diagnóstico precoz y la intervención temprana para la pérdida auditiva pueden ser la diferencia entre un niño que entra a la escuela con severos retrasos en su desarrollo del lenguaje y conceptos, en comparación con niños cuyo desarrollo de lenguaje y concepto son apropiados para su edad. Todos deseamos que nuestros niños tengan un buen comienzo. Los exámenes auditivos precoz allana el camino para que los niños pueden comenzar la vida con el pie derecho y al par con sus compañeros oyentes. Las investigaciones recientes indican que los niños cuyas pérdidas auditivas son identificados antes de los 6 meses de edad, y reciben servicios de intervención, pueden desarrollar lenguaje dentro del rango de lo normal.

 

¿ Qué es Intervención Temprana?

Intervención Temprana es una coordinación comprensiva de programas, servicios y recursos diseñados para satisfacer las necesidades físicas, sociales, emocionales intelectuales, de lenguaje, del habla de los niños desde recién nacidos hasta los 3 años de edad, que han sido identificados con retraso en su desarrollo o que estén en riesgo de desarrollar un retraso.

El sistema de servicios de Intervención Temprana se proporciona en la parte C de la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (Individuals with Disabilities Education Act IDEA por sus siglas en Inglés). Esta ley ordena a que se desarrollen programas de coordinación y servicios de intervención temprana para niños con discapacidades desde recién nacidos hasta los 3 años de edad y garantiza que los niños y sus padres tengan los mismos derechos legales a una educación gratuita y apropiada (FAPE por sus siglas en Inglés), como los niños que no tienen discapacidades.

 

¿Cómo puede usted, su hijo y su familia beneficiar de los servicios de Intervención Temprana?

Los servicios de Intervención Temprana brindan a las familias la información y apoyo necesario para maximizar el desarrollo general de sus hijos.  Los servicios de Intervención Temprana son provistos profesionales calificados y experimentados pueden ayudarlo a comprender la pérdida de audición de su hijo. Usted podrá aprender sobre las fortalezas y necesidades de su hijo y maneras de ayudarle en desarrollo. Descubrirá que usted y su familia juegan un papel importante en el desarrollo de su hijo. Usted es su maestro principal. Usted es el experto en su hijo. Las decisiones que haga serán suyas y se tomarán con confianza porque serán decisiones informadas.

Es posiblemente que ya haya sido contactado sobre los servicios de Intervención Temprana. Pero si no lo han hecho y desea tener más información acerca de los servicios de intervención temprana en su área, comuníquese con BEGINNINGS para más información y derivación a un program.