Los Dispositivos de Asistencia Auditiva

Dispositivos de Asistencia Auditiva (ALDS ) son sistemas de amplificación diseñados específicamente para ayudar a personas a escuchar mejor en una variedad de situaciones donde es difícil escuchar. Aún los auxiliares auditivos pueden ser considerados dispositivos de asistencia auditiva. La mayoría de estos dispositivos pueden ser utilizados solos o en conjunto con un auxiliar auditivo para:

→ayudar a reducir sonidos de trasfondo,

→minimizar el impacto negativo y la distorsión causada por la distancia y

→para reducir el eco que se pueda producir en un cuarto.

La función principal de un ALD es mejorar la “proporción de señal a ruido” para el usuario. Esto significa que los sonidos deseados(señal) son amplificados y los sonidos no deseados(ruido) son minimizados. Los tipos más comunes de ALDs que se utilizan con niños incluyen

Sistema de campo acústico, Sistemas FM, Sistemas Infrarrojos y Sistemas de Circuito Cerrado.

 

Sistemas de campo acústico

Dentro y fuera del salón de clases hay ruidos que compiten constantemente con la voz del maestro. El movimiento de las sillas, el ruido de autos pasando cerca de una ventana abierta o el ruido de otros niños jugando a la hora del receso pueden distraer la atención de los estudiantes.

Un Sistema de campo acústico está diseñado para darle a los maestros una ventaja sobre los ruidos no deseados. A través del uso de un transmisor FM y de parlantes portátiles posicionados estratégicamente en el salón de clases, la voz del maestro(a) es proyectada a un nivel donde los estudiantes no se tienen que esforzar demasiado para escucharles. Esta amplificación mejora la “proporción de señal a ruido” de manera que los efectos negativos de la distancia y el eco entre el maestro(a) y los estudiantes se reduce. De esta manera, estudiantes que estén sentados en la parte posterior del salón podrán escuchar tan claramente como los que estén sentados en la primera fila. A diferencia de un sistema FM tradicional, este sistema no requiere que las personas que escuchan utilicen un receptor. Co este los sonidos del habla son amplificados entre 10db a 12db por encima de los ruidos del salón utilizando un parlante que cuelgue del techo o varios parlantes colocados en el salón.

Mientras que los estudiantes reciben las ventajas académicas de un salón amplificado, los maestros pueden mantener la atención de todos los estudiantes sin tener que tan siquiera levantar la voz. Los estudiantes pueden escuchar y aprender y, simultáneamente, los maestros pueden reducir la fatiga de sus voces debido a la amplificación provista por un sistema de campo acústico. Estudios revelan que sistema de este tipo no sólo ayuda a estudiantes con pérdidas de audición leve o moderada pero también ayuda a aquellos con problemas auditivos de aprendizaje, deficiencias de atención auditiva y otros problemas de procesamiento auditivo a mejorar su aprendizaje.

 

Sistemas FM

Los Sistemas FM transmiten el sonido a través de ondas radiales. La persona que habla utiliza un micrófono y un transmisor, mientras que el estudiante utiliza un receptor portátil con un audífono. Estos sistemas son ideales para utilizarse tanto dentro como fuera del salón. Si se utilizan varios sistemas FM uno cerca del otro, es importante que cada uno esté sintonizado en una frecuencia diferente para evitar que uno interfiera con el otro. La señal FM puede penetrar paredes y techos. Los Sistemas Personales FM son comúnmente utilizados por niños con pérdida auditiva bilateral. Investigaciones también apoyan el uso de sistemas FM con niños con pérdida de audición unilateral, pérdidas de audición fluctuantes o conductivas(del oído medio) y algunos tipos de problemas de aprendizaje.

Sistemas FM de Áreas Grandes son utilizados en auditorios, teatros, iglesias, etc. Estos sistemas tienen un transmisor que conecta con el sistema de sonido del lugar. El programa se transmite a través de todo el área que cubre. Los estudiantes utilizan un receptor personal y un audífono para recibir la transmisión. Esto les permite escuchar el programa directamente del sistema de sonido y así elimina la distancia y los ruidos de trasfondo. Estos sistemas requieren una instalación específica y conocimiento de sistemas de sonido.

 

Sistemas Infrarrojos

Los Sistemas Infrarrojos transmiten el sonido a través de rayos de luz visibles. Para que estos sean efectivos, el receptor debe estar completamente alineado con el rayo de luz que produce el transmisor. El sistema infrarrojo es más seguro, ya que el rayo no va a traspasar paredes y escucharse en otro salón. Debido a esto muchas facilidades teatrales múltiples están equipadas con sistemas infrarrojos. Estos sistemas no pueden ser utilizados al aire libre porque los rayos del sol causarán interferencia. También cualquier luz incandescente o muy brillante puede causar interferencia, lo que hace su instalación en salón de clases bastante difícil. Los sistemas infrarrojos pueden ser adaptados para su uso en en auditorios, pero requeriría el uso de transmisores para cubrir todo el área.

 

Sistemas de Circuito Cerrado

Basado en un principio de electrónica llamado electromagnetismo, estos sistemas pueden ser utilizados por aquellas personas las cuales su auxiliar auditivo posee un circuito de telecomunicación. La tecnología consiste en un cable enlazado el cual es puesto alrededor del área donde se va a escuchar. La persona que va a hablar utiliza un amplificador especial y un micrófono. Las señales del habla son amplificadas y circuladas a través del cable. Aquellos que tienen auxiliares equipados con circuito de telecomunicación reciben la energía del campo magnético y es amplificada por su circuito. Aquellos que no tienen este circuito pueden utilizar receptores especiales con audífonos para recibir la señal magnética. Este sistema es muy fácil de instalar y su puede utilizar en salones de clase, salones pequeños de reunión y hasta en autos.

Luces Especiales conectadas electrónicamente a timbres de puerta, teléfonos, relojes despertadores y sistemas de alarma (Ej.detectores de humo) pueden ser utilizados como dispositivos de alerta.  Algunas escuelas los utilizan y son muy comunes en los hogares donde vive alguna persona con pérdida auditiva.