Programa Educacional Individualizado

La ley federal requiere que se desarrolle un Programa Educacional Individualizado (IEP por sus siglas en Inglés) sea desarrollado para cada niño identificado con necesidades especiales.

 

Es importante tener en cuenta una pérdida auditiva no califica al niño para recibir servicios de educación especial. Sin embargo, un niño con sordera o con problemas auditivos debe tener una déficit educativo como resultado de la pérdida auditiva y requerir educación especializada para satisfacer las necesidades únicas del niño. La elegibilidad para la educación especial estará determinada por los resultados de las evaluaciones suministradas por un equipo multidisciplinario.

 

Una vez que se ha determinada la educación especial, se convocará una reunión para desarrollar el IEP. El IEP permite a los maestros concentrarse en las necesidades de su hijo. Desarrollar un IEP es complicado y no es infalible. El propósito es que los padres, maestros y los profesionales trabajen juntos en equipo para poder identificar las necesidades de su hijo. De esta lista de necesidades surgirán las metas educativas para su hijo. El padre tiene el derecho de solicitar servicios razonables y colocaciones para el niño. El temor o la vergüenza no deben impedir que los padres hagan tales peticiones. Los padres deben saber que hay un proceso de apelación que pueden usar si no están de acuerdo con los profesionales con respecto a los servicios o dispositivos de asistencia auditiva.

 

El Programa de Educación Individualizado (IEP) es un documento que:

  1. Debe ser desarrollado en colaboración y cooperación entre los padres y el personal escolar.
  2. Debe describir las habilidades y necesidades específicas de su hijo
  3. Debe establecer con detalle la ubicación y los servicios especialmente diseñados para satisfacer esas necesidades.

 

El Propósito de la reunión del IEP es:

  1. Que el distrito escolar y los padres determinen las necesidades particulares del niño.
  2. Desarrollar un plan educacional que sea apropiado para satisfacer las necesidades del niño.

 

Las siguientes personas deben participar de la reunión del IEP:

  1. Los padres o guardianes del niño
  2. La maestra/o de educación regular (si participan o puede participar en educación regular)
  3. La maestra de educación especial o un representante
  4. Un representante del departamento de educación que esté calificado  para supervisar el diseño de un programa de educación especial y tenga los conocimientos del plan de estudios general y los recursos del distrito
  5. Un individuo que pueda interpretar las implicaciones de instrucción de los resultados de evaluación del niño
  6. Un proveedor de servicios si es aplicable
  7. Otra persona o personas que los padres soliciten

 

Las cosas que el equipo del IEP debe considerar al diseñar el EIP son:

  1. Las habilidades y destrezas del niño
  2. Las preocupaciones de los padres para maximizar la educación de su hijo
  3. Los resultados de la evaluación inicial o las más recientes de su hijo
  4. Documentación escolar actual de su hijo
  5. El IEP actual
  6. Evaluaciones educativas independiente de su hijo
  7. Información actual del método y habilidades de comunicación del niño; información sobre la preferencia de método de comunicación de la familia; y necesidades lingüísticas de su hijo
  8. La severidad de la pérdida auditiva y la cantidad de su audición residual
  9. Intervenciones de comportamiento, estrategias y apoyos para abordar estos problemas si el niño tiene problemas de conducta que impiden su aprendizaje o el aprendizaje de otros
    10. Aparatos de asistencia auditiva y servicios
  10. Oportunidades para comunicación directa con compañeros y personal profesional en el lenguaje del niño y método de comunicación
  11. Nivel académico de su hijo
  12. Las necesidades sociales, emocionales y culturales del niño incluyendo las oportunidades de interacción y comunicación con sus compañeros.

 

El documento del IEP debe contener lo siguiente:

  1. Nivel actual del rendimiento académico de su hijo
  2. Las metas anuales para su hijo; incluyendo objetivos a corto plazo
  3. Declaración de educación especial, servicios relacionados, asistencia y servicios suplementarios  que serán provistos para su hijo
  4. Una explicación (si hay alguna) por la cual su hijo no participará con niños sin discapacidades
  5. Una declaración de cualquier modificación especial en los procedimientos de evaluación del estudiante que el niño requiera
  6. Fechas en que los servicios comenzarán, el lugar y duración de los servicios y la frecuencia de esos servicios.
  7. Comenzando a los 14 años, y cada año después, una declaración de los servicios relacionados con el plan educativo del niño (para garantizar que el programa educativo sea planeado para ayudar al niño alcanzar sus metas después de la escuela secundaria), incluyendo una declaración relativa a las responsabilidades de las diversas agencias para proporcionar dichos servicios.
  8. Si es apropiado, a partir de los 16 años, es necesario una declaración de los servicios de transición necesarios para el niño; incluida una declaración pertinente a la responsabilidad de varias agencias para proporcionar dichos servicios.
  9. Una declaración de cómo se medirá el progreso del niño hacia las metas anuales, y cómo los padres del niño serán informados regularmente sobre su progreso, que puede ser por medio del boletín de calificaciones que la escuela proveerá a los padres; indicando el progreso bajo el IEP.
  10. Comenzando por lo menos un año antes de que su hijo cumpla la mayoría de edad (18 o 21 según la ley su estado), el IEP debe incluir una declaración que su hijo ha sido informado de sus derechos bajo la parte B de IDEA