Tipos de Pruebas Auditivas

¡Los niños pueden ser evaluados a cualquier edad!

 

La mayoría de los estados cuentan con programas de Detección e intervención temprana de la audición (EHDI) para garantizar que los bebés sean evaluados antes de salir del hospital y que los bebés que no pasaron la evaluación inicial tengan un seguimiento adecuado. Se requieren varios tipos de pruebas de audición antes de diagnosticar una pérdida.

 

PRUEBAS DE EMISION OTOACÚSTICAS (OAE por sus siglas en Ingles)

Una prueba no invasiva que mide la función de la cóclea a través de una sonda rápida. Durante esta prueba, se coloca una pequeña sonda en el oído del bebé y se reproducen clics o tonos que se envían desde el altavoz de la sonda al canal auditivo, a través del oído medio y a la cóclea. Las células ciliadas externas en la cóclea se excitan y reaccionan al generar y emitir una respuesta acústica. Esta respuesta emitida se desplaza en sentido inverso desde la cóclea de vuelta al canal auditivo, donde es detectada por el micrófono de la sonda. Esto no es realmente una prueba de lo que el bebé escucha, simplemente le dice a los médicos si las células ciliadas del oído están funcionando dentro de los límites normales.

 

PRUEBA DE IMPEDANCIA

Estas pruebas determinan la funcionalidad del oído medio. Solo toma de 3 a 30 segundos por oído. También se conoce como Prueba de Inmitancia, que incluye pruebas denominadas (a) Timpanometría y (b) Reflejos acústicos. En este tipo de evaluación, la movilidad del tímpano se mide bajo diferentes condiciones de presión para determinar si existe algún problema en el oído medio.

 

Respuesta auditiva del tronco encefálico (ABR)

Durante esta prueba, se colocan tres electrodos pequeños en la cabeza del bebé, y luego se reproducen clics o tonos en pequeños audífonos colocados sobre las orejas del bebé. El equipo mide la respuesta del cerebro a estos sonidos. Esta prueba no mide lo que el bebé puede escuchar, sino que determina los sonidos a los que el cerebro responde activamente. Esta prueba solo toma unos minutos y se puede realizar mientras el bebé duerme.

 

AUDIOMETRÍA

La audiometría implica el uso de una cabina con tratamiento de sonido en la que un niño es presentado una variedad de sonidos de tonos altos a bajos, y de intensidad suave a fuerte. Un audiólogo hará que el niño responda al diferente sonidos y lo documente. Un niño pequeño puede ser enseñado a voltear  a un sonido (prueba de comportamiento), o colocar un juguete en una caja o un anillo en una poste (audiometría condicionada por juego).