Trastorno del Procesamiento Auditivo Central

El Trastorno del Procesamiento Auditivo Central (CAPD por sus siglas en inglés) crea una diferencia auditiva aun cuando los umbrales de audición están dentro de los límites normales.

Esto significa que los oídos pueden oír la señal que proviene del cerebro, pero no la pueden interpretar completamente. Los niños con CAPD pueden que se comporten como si tuvieran una pérdida auditiva. Ellos oyen las palabras, pero tienen dificultad procesándolas y entendiendo el significado de los sonidos individuales, y la dificultad empeora cuando hay ruido de trasfondo. El ruido de trasfondo puede disminuir la habilidad del niño de procesar el lenguaje por más de un 50%.

El tener CAPD puede impactar el aprendizaje y puede parecer ser una pobre habilidad para escuchar, como:

  • Pidiendo frecuentemente que la información sea repetida
  • Malentendidos de conversaciones
  • Dificultad con la conciencia fonética
  • Pobres destrezas expresivas y receptivas
  • La incapacidad para secuenciar y organizar los pensamientos.
  • Pobres habilidades del lenguaje pragmático
  • Fatiga auditoria

Un niño/a diagnosticado con CAPD puede tener dificultad para deletrear, la lectura y comprender la información presentada verbalmente en el salón de clases y en el hogar. También pueden presentar problemas con las matemáticas y los números. Es importante examinar los resultados específicos de la subprueba del estudiante para mejor manejar e identificar sus necesidades. Los resultados de cada subprueba les ayudaran a considerar las posibles acomodaciones y modificaciones para su hijo/a, las cuales se le pueden proveer a su hijo/a bajo un Plan 504.

Usted y el comité del 504 se reunirán para discutir las necesidades de su estudiante, y crear un plan 504 para proveer las acomodaciones y modificaciones. Asegúrese de comprender la diferencia entre una acomodación que le permita acceso para su niño y una modificación la cual puede cambiar las expectativas educativas de su niño. Las acomodaciones le dan acceso equitativo a su entorno de escucha y aprendizaje.

Las modificaciones, como reducir las asignaciones de su hijo, pueden crear una brecha de aprendizaje entre ellos y sus compañeros de clase. Por ejemplo, si su niño tiene que aprender sólo 5 palabras de vocabulario, y sus compañeros de clases tienen que aprender 10, al final del año su niño estará 50% atrasado comparado con sus compañeros y puede que no esté preparado para participar al nivel de trabajo del año próximo. Por otra parte, la modificación de pre-enseñanza del vocabulario prepara a su hijo para la instrucción futura y puede ser beneficiosa para su aprendizaje.

CAPD no es una categoría de elegibilidad bajo IDEA, aunque, muchos niños con CAPD cumplen con los criterios de elegibilidad para una discapacidad especifica de aprendizaje o de otros impedimentos de salud. Aun cuando el niño tiene un área documentada débil, puede que no sean elegibles para un Plan Educativo Individualizado (IEP por sus siglas en inglés). Usted, el padre, necesita compartir el apoyo para las necesidades educativas de su hijo/a y trabajar en equipo con la escuela para ayudarlo a aprender,

Algunas acomodaciones que pueden ayudarle en el hogar y en la escuela son:

  • Un lugar callado para tomar los exámenes y llevar a cabo la tarea lejos del ruido y las distracciones.
  • Tener acceso a las notas de la clase de manera escrita antes o después de la lección.
  • Un tomador de notas que comparta las notas con su hijo para asegurar que toda la información quede incluida
  • Descansos que permitan al cerebro descansar para procesesar mejor
  • Hablar a un ritmo más lento y dar instrucciones de un paso
  • Escribir las instrucciones
  • Tener conversaciones cara a cara

Hay algunas terapias las cuales apoyan el mejoramiento de la memoria auditiva y las destrezas de procesamiento auditivo. Pídale al audiólogo una lista de terapeutas en su área que puedan apoyar a su niño/a. Su participación en la experiencia educativa de su hijo es crítica para su éxito. Asegúrese de entender las leyes federales y estatales que protegen a su hijo/a, mantenga los registros completos y precisos, y sea un defensor positivo y participante activo a través de la educación de su niño/a.